Brushy One String

Surrealismo jamaiquino. Una cuerda que se defiende sola. Su guitarra. Reggae y blues juntos, la cadencia inesperada. El rocksteady en la raíz pero mutando. Una personalidad que no podemos describir.

Surrealismo jamaiquino. Una cuerda que se defiende sola. Su guitarra. Reggae y blues juntos, la cadencia inesperada. El rocksteady en la raíz pero mutando. Una personalidad que no podemos describir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *